Cada vez usamos más las redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram, para compartir nuestro día a día con nuestros seguidores y, de paso, poder estar al día de todo lo que les ocurre a nuestros seguidores. El problema de las redes sociales es que cada vez recopilan una mayor cantidad de datos personales sobre nosotros, datos de los que, en muchas ocasiones, ni siquiera somos conscientes de estar facilitando a las grandes empresas, como Facebook, datos que claramente suponen un problema para nuestra privacidad.

Instagram está ganando mucha popularidad entre todos los usuarios que buscan una red social mucho más sencilla que Facebook y que esté enfocada básicamente a compartir fotografías (tanto originales como modificadas con filtros) y pequeños vídeos con los seguidores. Todo esto está muy bien, pero nunca debemos olvidarnos de que, sin darnos cuenta, estamos facilitando una gran cantidad de información a la red social, datos de los que ni siquiera éramos conscientes.

Instagram iPhone

Qué datos facilitamos a Facebook mientras utilizamos Instagram

En el momento que nosotros salgamos en alguna foto, o tengamos nuestra cuenta de Instagram vinculada con nuestra cuenta de Facebook, esta red social ya nos tendrá identificados. Sin embargo, esto no es lo único que la red social sabrá sobre nosotros.

Recientemente, Instagram implementó una nueva función, que además está activada por defecto, que permite a nuestros seguidores conocer nuestra última conexión. En un principio no habría problema, pero el caso es que esta red social está aprovechando esta información para poder analizar y estudiar nuestros hábitos diarios, conociendo cuándo dedicamos más tiempo a la red social.

Aunque esta función viene activada por defecto, podemos desactivarla desde la configuración para evitar que los demás puedan ver nuestra última conexión, aunque esto no impedirá que lo vea y registre Instagram.

Además de conocer nuestros hábitos y en qué dedicamos nuestro tiempo, igual que cualquier otra red social también sabe dónde estamos en todo momento y desde dónde tomamos las fotos, ya sea registrando nuestra ubicación desde la propia app como analizando la información EXIF incluida en estas fotos.

Por ello, es importante cuidar este aspecto y asegurarnos de desactivar, por ejemplo, el acceso a nuestra ubicación y borrar estos datos antes de subir una foto manualmente a esta red social.